El hipódromo Son Pardoha acogido éste pasado Domingo una de las jornadas de carreras más destacadas del año, con el Grand Prix des Baleares como prueba estrella del programa. Esta reunión, organizada conjuntamente entre la Federación Española de Carreras al Trote y la Federación Francesa, constituía la tercera etapa del Circuito de promoción de la raza francesa en Europa.

El Grand Prix des Baleares 2019 ha sido una carrera sin demasiadas sorpresas respecto a los pronósticos, ya que ha ganado una de las favoritas, Billie de Montfort. Dada la salida se ha colocado delante Blues d’Ourville, seguido por Bocage d’Ortige, Eridan y Usert du Landret. Bocage d’Ortige ha intentado pasar delante en el primer paso por meta, pero sin éxito, manteniéndose Blues d’Ourville al frente, seguido por Eridan y Usert du Landret, por la cuerda. Billie de Montfort se ha abierto al exterior, situándose detrás Eridan. En el segundo paso por meta Volcán de Bellande ha atacado y ha cogido la espalda de Billie de Montfort. La yegua conducida por Gabriel Gelormini ha rematado y ha protagonizado un mano a mano con Blues d’Ourville que, finalmente ha ganado la yegua entrenada por Sebastién Guarato, sobre la distancia de 2.650m. con un tiempo d’1’14”4. Blues d’Ourvile ha finalizado segundo y tercero Eridan, a 1’14”5 y 1’14”9 respectivamente. El caballo residente en Mallorca que mejor plaza ha conseguido ha sido Usert du Landret, con Toni Frontera, que ha acabado sexto.

Finalizada la carrera Dominique le Bellaige, presidente de la Federación francesa, acompañado por la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, del presidente de la Federación Española de Carreras al Trote, Joan Llabata y del presidente del Instituto del Deporte Hípico de Mallorca, Luis Socías, han entregado un trofeo y una manta conmemorativa al ganador de la prueba.

El Grand Prix des Baleares constituye la segunda carrera más importante del calendario de trote de las Islas, con una dotación de 50.000 euros en premios y la participación de algunos de los mejores caballos franceses del momento, ocho de ellos llegados en avión expresamente para correr esta prueba. La máxima inscripción permitida en esta carrera, mejor que en otras etapas del tour, demuestra no sólo el buen nivel deportivo de Mallorca sino que las instalaciones de Son Pardo son competitivas en el ámbito europeo.

Los mismos conductores del Grand Prix des Baleares han corrido una prueba de revancha, con la particularidad de que lo han hecho a riendas de ponis, lo que ha fomentado un ambiente distendido entre los corredores. La ganadora de la carrera ha sido A. Hardy, llevando a la poni Pinta.