SWEDISHMAN GANA EL GRAND PRIX DES BALEARES

El caballo de Thierry Duvaldestin ejerce su papel de favorito

El hipódromo Son Pardo acogió una de las jornadas de carreras más importantes del calendario Premium de la temporada, con el Grand Prix des Baleares como prueba destacada.
En ella trece caballos de raza francesa, nueve trasladados expresamente desde Francia para la ocasión y cuatro residentes en las Islas, se enfrentaron sobre 2.650 metros para optar a los 50.000 euros que ponía en juego la carrera. Fue una jornada con buen ambiente y buena afluencia de público que, incluso, se trasladaron desde las islas vecinas para asistir al evento.

Lanzado el coche de salida se situó delante Sthieric, que se mantuvo una buena parte del recorridodelante. Ulexa Ses Planes lo seguía y Roc de Cossio rodaba a rebufo. Sierra Leone, que había quedado a la cola del pelotón, fue avanzando posiciones en la recta de enfrente de tribuna, hasta situarse delante. Desde aquí marcó la pauta, mientras que el favorito seguía el ritmo desde la parte exterior. En los últimos metros el gran favorito remató con fuerza, imponiéndose sin ningún problema a 1’14’’4 con Thierry Duvaldestin a las riendas. Segunda fue Solea Rivelliere, que conoce muy bien la pista palmesada de ediciones anteriores de la prueba. Sierra Leone fue la tercera en pisar la meta.

lliurament-prix-des-baleares

Pero el Grand Prix des Baleares no era la única prueba Premium del programa, el Grand Prix de Moët & Chandon, para trotones franceses de menor categoría, y el Grand Prix Paris Turf, para algunos de los mejores caballos nacionales del momento, completaban la oferta de carreras sobre las que apostar para los franceses.
En la primera ganó Soleil des Loups, en un paseo triunfal por la posta palmesana. El de la Cuadra Qualitrot se impuso a 1’16’’9 con Guillem Andreu. En la segunda el ganador de la corona fue ser Venenós Mar a 1’22’’3 con Miquel Mestre.

Para poner el broche de oro a la reunión, el Club de Minitrot cedió sus ponis a los mismos conductores del Grand Prix des Baleares, para que se pudieran tomar la revancha de una manera distendida y divertida.
Este buen ambiente se trasladó en seguida al público asistente, que no dudó en animar a los competidores como si se tratase de la mejor prueba de la reunión.
Después de unas cuantas salidas nulas comenzó la prueba, en la que se impuso Pinta, conducida por Manu Allard, que celebró la victoria con euforia. Segunda, a riendas de Thierry Duvaldestin, fue Venus, que había dirigido buena parte de la carrera. Tercera, con el local Miquel Àngel Binimelis, fue Lucia. Acabada la prueba todos los participantes recibieron un obsequio por parte del Club, además de un trofeo al ganador.

pinta-manu-allard-ponis

lliurament-ponis